¿Cuál es la temperatura ideal para nadar?

A cada uno nos gusta disfrutar del agua de diferente manera. Establecer la temperatura de nuestra piscina es una cuestión de gustos, aunque si lo que queremos es practicar ejercicio en el agua los expertos recomiendan seguir una serie de pautas en cuanto a la temperatura.

La natación es un ejercicio aeróbico, en el que la temperatura corporal y los niveles de hidratación adquieren un gran protagonismo. En esta línea, la temperatura del agua se convierte en un factor fundamental que puede afectar tanto a la duración de dicho ejercicio como a nuestro rendimiento físico.

Si optamos por zambullirnos en un agua a temperatura muy fría, nuestros vasos sanguíneos tienden a ensancharse para favorecer que la sangre aumente la temperatura de nuestro cuerpo. Después esos vasos se cerrarán. De esta forma lograremos mantener nuestro organismo a una temperatura correcta, para prevenir que éstos fallen o se dañen.

Sin embargo, puede ser peligroso que el agua esté excesivamente fría, ya que corremos el riesgo de que los vasos sanguíneos se vuelvan a abrir y fluya por ellos sangre fría, lo que puede ser la causante de un estado de hipotermia. Por esta razón, no es aconsejable sumergirnos en aguas cuya temperatura esté por debajo de los 15 grados centígrados, a no ser que estemos provistos de los trajes de neopreno que permiten mantenernos calientes en su interior. A partir de los 15 grados empezaremos a tener temblores y sensación de frío. Después los síntomas se agravarán dependiendo de la tolerancia al frío que tenga cada organismo.

Si se trata del caso contrario, es decir, si nos zambullimos en piscinas con aguas demasiado calientes, y tratamos de hacer ejercicios de natación, se elevará la temperatura de nuestro cuerpo, lo que acelerará la sudoración y la deshidratación de nuestro cuerpo. Todo esto puede afectar a nuestra movilidad musculares, provocar una fatiga severa e incluso espasmos musculares. Esto suele ocurrir en aguas cuyas temperaturas superan los 33 grados.

Lo más recomendable, dicen los expertos, es nadar en temperaturas de alrededor de los 27 grados si practicamos natación de alta intensidad y de unos 30 grados si optamos por una intensidad más moderada o incluso baja.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s